El gigante asiático: una razón más para tomar cursos chino

Home / Blog / El gigante asiático: una razón más para tomar cursos chino
En Blog

La República Popular China es conocida en el resto del mundo por tener una riqueza cultural impresionante, tanto su gastronomía, como sus tradiciones y sus sitios históricos son suficientes para atraer a miles de turistas cada año.

Fue gracias a la ola de migraciones que se dio a principios del siglo veinte, que en países como Venezuela, Canadá, Perú, México, Cuba, Argentina, Paraguay y Estados Unidos podamos encontrar actualmente comunidades chinas, de hecho, en la Ciudad de México es muy conocido el Barrio Chino, una zona habitada por miles de familias provenientes de este país, en la que hay un gran número de tiendas y restaurantes dedicados a vender productos chinos exclusivamente.

cursos chino

Gracias a esto hemos podido probar los exquisitos platillos que conforman la gastronomía china, ¿quién no ha disfrutado de un buen bufete de su comida? Asimismo, nos hemos acercado a algunas de las tradiciones más representativas, como los festejos del Año Nuevo Chino, por ejemplo.

Más allá de todo el aspecto cultural, una situación que puso a la República Popular China bajo la mira internacional fue su vertiginoso crecimiento económico, lo que ha convertido el tomar cursos chino en una tarea obligada tanto para diplomáticos, como para todos aquellos que deseen desarrollarse profesionalmente en el ámbito del comercio internacional.

En nuestro país no hay mucha gente que tenga el dominio del idioma chino mandarín, sin embargo, las empresas trasnacionales están en un punto en el que necesitan contratar personas instruidas en esta lengua asiática, que sean capaces de fomentar sus relaciones comerciales con China, y así llegar a acuerdos en cuanto a temas de importación y exportación.

La oferta laboral para las personas que dominan el chino mandarín está creciendo, lo que significa que los profesionistas mexicanos deben de estar mejor preparados; es por eso que Mandarink ofrece las mejores herramientas y a profesores altamente capacitados para impartir cursos chino, quienes gracias a su compromiso han formado una comunidad de apasionados por la lengua y cultura de este místico país.

A continuación explicaremos cómo fue que la República Popular China se posicionó como una de las potencias económicas más poderosas del mundo, lo que la hizo ganarse el apodo del “gigante asiático”, aunado al hecho de que el dominio del idioma chino se convirtió en un asunto muy relevante para las relaciones internacionales, al lado del conocimiento del inglés y del francés.

A mediados de la década de los años cuarenta, la entonces República de China estaba sumergida en una Guerra Civil entre el Partido Nacionalista Chino o Kuomintag, quien hasta entonces gobernada el país, y el Partico Comunista Chino, el cual buscaba detentar el poder con un sistema económico distinto al capitalista. Aunque el conflicto comenzó desde 1927, las dos invasiones japonesas y la Segunda Guerra Mundial hicieron que los dos bandos fraguaran una tregua, pero al término de esta última, los acuerdos cedieron ante las hostilidades.

Finalmente, en 1949 el líder del Partido Comunista Chino, Mao Zedong, proclamó la creación de la República Popular China, y para 1950 el régimen comunista se instituyó en la totalidad de los territorios del país asiático. Los nuevos líderes implementaron una serie de políticas en conformidad con la ideología anticapitalista, entre ellas la que se conoce con el nombre de “el Gran Salto Adelante”, en la que se fijó a la agricultura como principal actividad económica.

No obstante, el precipitado crecimiento demográfico, así como esta medida política, condujeron al país a una hambruna indiscriminada que tomó la vida de millones de pobladores chinos, por lo que se tuvo que suspender. Para el año de 1966, Mao Zedong promovió otra política conocida como la Gran Revolución Cultural Proletaria, cuya finalidad era la criminalización de todo aquél que manifestara ideas pro-capitalistas o en contra del gobierno.

Mao Zedong llamó a los jóvenes a organizarse y creó los Guardias Rojos, quienes se encargaban de “asegurar” que los principios comunistas y la ideología de Mao se hicieran cumplir, sin importar si se trataba de personas en los altos mandos del gobierno, artistas, estudiantes o campesinos. Durante ese tiempo, el país sufrió un estancamiento social, político y económico, además de que miles de chinos perdieron la vida a manos de los guardias.

Esta situación continuó hasta la muerte de Mao Zedong en 1976, posteriormente Den Xiaoping se tomó el gobierno, terminó con las medidas sanguinolentas de la Revolución Cultural e instauró una serie de reformas económicas, las cuales se caracterizaron por incentivar la propiedad privada y la producción agrícola, además de la apertura comercial hacia el resto del mundo.

Para la década de los años noventa, el presidente Jiang Zemin estableció políticas que se tradujeron en un excelente funcionamiento económico, lo cual permitió el crecimiento y fortalecimiento de la economía de la República Popular China, la cual se desarrolló rápidamente y, finalmente, se constituyó como una potencia a nivel internacional. Actualmente es uno de los países que exporta más productos en el mundo, por lo que está fomentando fuertes lazos comerciales con otras naciones.

El caso chino es único en el mundo, pues a pesar de que el gobierno mantiene una ideología comunista, su economía está abierta al libre comercio, un concepto mucho más cercano al sistema capitalista. Gracias a todo este crecimiento económico, China se ganó el apodo del “gigante asiático”, y a pesar de las problemáticas en materia financiera a las que se ha enfrentado en los últimos años, lo cierto es que es la segunda potencia económica en el mundo, después de Estados Unidos.

Después de esta breve explicación, te darás cuenta de que conocer el idioma chino mandarín es de suma importancia para todas aquellas profesiones que tienen que ver con el comercio internacional, las relaciones diplomáticas y más, China está en constante crecimiento y cada vez está penetrando más en el occidente.

Para atender la necesidad de más y más profesionistas mexicanos que dominen el idioma oficial de la República Popular China, en Mandarink tenemos los mejores cursos chino que se ofrecen en la Ciudad de México, únete a la comunidad de apasionados y mantente preparado para las transformaciones mundiales con nosotros.

Publicaciones recientes