La industria del cine en China

Home / Blog / La industria del cine en China
En Blog

Una forma de acercarse más a cualquier cultura distinta a la nuestra es consumiendo los productos artísticos de determinado lugar, ya que el arte es una manifestación del contexto histórico en el que se ha desarrollado, además de que es una muestra de la ideología, usos y costumbres de otros países.

Es por eso que en la mayor parte de las escuelas de chino mandarín se da un acercamiento profundo no sólo a este complicado idioma, sino que también se desarrolla un gusto y un contacto más cercano a todo lo que tiene que ver con la sociedad china, con el fin de que los aprendices comprendan de mejor manera a un país tan distinto al nuestro.

escuelas de chino mandarín

Entre las expresiones artísticas que distinguen a la actual República Popular China de otras naciones están la arquitectura, la literatura, la música (incluidos los instrumentos de la región), la danza, el teatro y por supuesto que el cine. En ese sentido, el siguiente artículo está dedicado a la industria cinematográfica del gigante asiático.

La primera función de cine que tuvo lugar en China fue en 1896, tan sólo un año después de que los hermanos Auguste y Louise Lumière patentaran en su natal Francia el cinematógrafo, el primer aparato capaz de filmar escenas de la vida real en movimiento, para después ser proyectadas en una pantalla.

Desde entonces los Lumière se daban una buena idea del alcance que tendría su invento, por lo que les encargaron a algunos camarógrafos que fueran a tierras “extrañas” para filmar algunas vistas —películas que duraban algunos segundos—, además de mostrar su artefacto con el fin de que fuera comercializado a nivel mundial. Entre los países que visitaron estos emisarios están China y México.

Como se volvió costumbre en todo el mundo, la primera exhibición de vistas en China tuvo lugar en un teatro de Shangái, y formó parte de un programa de variedades, es decir, un espectáculo conformado por una serie de presentaciones, tales como actos de magia, números de baile y canto, todos ellos musicalizados en vivo por uno o más integrantes de una orquesta. La primera película china se hizo en el año de 1905, y fue la filmación de La batalla de Dingjunshan, de la Ópera de Pekín.

No obstante, no fue sino hasta la década de los años veinte que se inició una industria cinematográfica propiamente china, con la fundación de casas productoras Tianyi y Mingxing. Aunque su producción estuvo fuertemente influenciada en un principio por el cine estadounidense (fueron los técnicos de este país quienes introdujeron a los chinos al quehacer cinematográfico), los cineastas de la región pronto empezaron a encontrar su propia voz y originalidad en las historias que narraban a través de la lente.

Al igual que en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Alemania, Estados Unidos e Italia, en China pronto se dieron cuenta de que el cine podía ser una herramienta de propaganda muy poderosa, pues las ideas vertidas en los filmes tendrían acceso a una gran parte de la población, en ese sentido, las productoras Lianhua y Mingxing comenzaron a realizar filmes de influencia comunista en los primeros años de la década de los treinta.

Las temáticas de las películas comunistas exploraban la lucha de clases, las desigualdades entre la población, una especie de nacionalismo a raíz de la invasión japonesa y, en su mayoría, filmes que retrataban las problemáticas sociales por las que atravesaba la gente común y corriente. En esta época se estableció el primer star-system chino, es decir un grupo de actores que alcanzaron un amplio reconocimiento y quienes protagonizaron las películas más importantes de la primera época de oro china.

Desafortunadamente, la invasión japonesa y la Segunda Guerra Mundial provocaron que la mayoría de las casas productoras establecidas en Shanghái quebraran, lo que dio como resultado una considerable baja en el número de filmes chinos de la época, la industria cinematográfica estaba en crisis. Al término de la guerra, la producción de filmes tuvo un progreso acelerado y se crearon nuevas casas productoras, dando lugar a una segunda edad de oro del país asiático.

Sin embargo, con el establecimiento de un régimen comunista, la creación de la República Popular China y la Revolución Cultural en las décadas de los años sesenta y ochenta, la producción cinematográfica sufrió una fuerte censura, pues el gobierno vigilaba muy de cerca todo tipo de expresión artística, pues no estaba dispuesto a permitir críticas ni el intercambio de valores e ideologías distintos a los aceptados por el estado. En cambio, el cine era un instrumento de propaganda política.

La situación de censura continuó hasta mediados de los ochenta, cuando la llamada Revolución Cultural llegó a su fin, surgió una nueva generación de cineastas listos para experimentar ampliamente con el lenguaje cinematográfico, fue a partir de aquí que el cine chino adquirió una nueva fuerza y el reconocimiento internacional. Autores como Zhang Yimou, Tian Zhuangzhuang, Chen Kaige comenzaron a relatar todo tipo de historias, que alcanzaron una profundidad y belleza antes inexplorada.

Con la llegada del siglo XXI, también llegó una nueva ola de producciones conocidas como Nuevo Cine Chino, en donde se rescataron temáticas tradicionales de gran riqueza artística, entre los realizadores más destacados a nivel mundial están Ang Lee y Zhang Yimou, quienes gracias a sus películas El tigre y el dragón (1999) y Héroe (2002), respectivamente, provocaron que el resto de la industria cinematográfica internacional volteara a observar el cine chino e incluso ayudaron a que se popularizara el establecimiento de escuelas de chino mandarín alrededor del globo.

Si te interesa la cultura asiática y quieres apreciar las películas orientales en su idioma original, te invitamos a estudiar en Mandarink, una de las escuelas de chino mandarín más especializadas, en donde encontrarás profesores y apasionados de la lengua que te enseñarán de forma interesante y divertida uno de los idiomas más bellos que existen.

Publicaciones recientes