Prácticas que facilitan aprender chino

Home / Blog / Prácticas que facilitan aprender chino
En Blog

En Mandarink sabemos muy bien que a veces, aprender una nueva lengua puede ser una tarea muy difícil, ya que no sólo se trata de conocer nuevas palabras, sino todo un sistema distinto de escritura, pronunciación y, por supuesto, significa tener contacto con toda una idiosincrasia distinta.

Todas las lenguas representan un reto muy interesante cuando se está tratando de dominarlas, pero también es cierto que hay unas más difíciles que otras, pues muchas de ellas comparten las mismas raíces, lo que las hace un poco más sencillas. Por ejemplo, el francés, italiano, portugués y el español provienen del latín, lo que las hace más compatibles entre ellas.

aprender chino

No obstante, existe una en especial que puede ser intimidante para aquellos que se acercan a ella por primera vez: aprender chino. ¿Por qué existe esa concepción? Para empezar, porque los sonidos muy distintos a los que estamos acostumbrados a escuchar en occidente, además de que la escritura se basa en un sistema de signos llamados hànzì, mientras que en la mayor parte del mundo se utiliza el alfabeto latino.

Ahora bien, todas estas cuestiones no deben de ser razón para alejarte de un idioma lleno de riqueza sonora, gráfica y cultural, el acercarte a la lengua oficial de la República Popular China no sólo te abrirá muchas puertas en el mundo laboral, sino que también te permitirá profundizar tus conocimientos acerca de una cultura milenaria, llena de misticismo, todo una paleta de colores y sabores; aunado al hecho de que un viaje a este hermoso país será mucho más especial ahora que lo comprendas más.

Es por eso que en Mandarink vamos mucho más allá de sólo dar clases de chino mandarín, nuestros profesores son apasionados de esta lengua tan hermosa, por lo que ese sentimiento se contagia a todos aquellos alumnos que aceptan el reto de incursionar en el idioma con más hablantes en el mundo, a través de interesantes ejercicios y métodos pedagógicos divertidos.

En conformidad con el compromiso que tenemos en Mandarink por formar una comunidad de personas que no sólo dominen el chino mandarín, sino que también compartan sus experiencias con esta cultura y creen juntos unas nuevas, el siguiente artículo va encaminado a dar algunos consejos para que puedas practicar y hacer más sencillo el proceso de aprender chino.

Tener un objetivo concreto. Aunque haya personas que ven el aprender un nuevo idioma como un pasatiempo, lo cierto es que si no se tiene un objetivo claro para estudiarlo, el proceso de aprendizaje podrá ser más difícil, puesto que se tiene que hacer una inversión de tiempo y dinero en ello, y la finalidad de estudiarlo se puede perder en el camino. Es común que la gente que no tiene una convicción real para aprender chino termine por abandonarlo.

Practicarlo constantemente. Como en todas las actividades que realiza el ser humano, para hablar con fluidez un nuevo idioma la práctica lo es todo. Es por eso que se requiere de constancia, estudiarlo y practicarlo todos los días, pues de otra forma se olvidará fácilmente lo aprendido, y eso hará el proceso más lento y difícil.

Equivócate las veces que sea necesario. Todos nos hemos visto en la situación en la que no hablamos con extraños este nuevo idioma por temor a equivocarnos, y peor aún, en el salón de clases hay quienes limitan mucho sus participaciones.

Para de verdad dominar una nueva lengua esto se tiene que ir, es muy importante perder la timidez y aventarnos a hablarlo con quien sea, de esa manera ganaremos mucha práctica, además de que aumentaremos la confianza en nosotros mismos, se vale equivocarse, pero no se vale quedarnos callados.

Sumérgete en la cultura del idioma que quieres dominar. Así de fácil y sencillo, si quieres aprender chino, entonces también es necesario que adoptes esa cultura como la tuya, escucha música en ese idioma, lee libros, ve películas chinas, únete a grupos de jóvenes practicantes en las redes sociales, verás que es un país lleno de riqueza.

Habla contigo mismo. Cuando no estés con tus compañeros de clase o no tengas a alguien con quién practicarlo, no te preocupes, un buen consejo es empezar a hablar contigo mismo en esa nueva lengua, verás que cada vez lo harás con más soltura y confianza, además de que diversificarás las palabras y expresiones, además así te harás mejor en pensar en chino mandarín, en vez de traducirlo mentalmente, una vez que hagas esto todo se simplificará.

Nunca dejes de practicarlo. A mucha gente le pasa que una vez que terminó el curso para aprender chino ya no lo vuelve a practicar, esto es un error muy común, pero que se debe evitar, ya que poco a poco lo aprendido se va olvidando, imagínate que todo el dinero y tiempo invertido se pierda por dejarlo de lado. Es por eso importante hacer amistades en tus cursos, con las que puedas seguir hablándolo y apasionándote por él.

Estos son algunos consejos para que facilites el proceso de aprendizaje del chino mandarín, aunque también son útiles para cualquier lengua que pretendas dominar. Como un extra te diremos que viajar a los lugares donde se habla chino es la medida más efectiva para practicarlo y aprehenderlo.

Únete a la comunidad de Mandarink para entrar de lleno a la cultura de la República Popular China y alrededores, consulta el calendario de cursos, tenemos una múltiple oferta que se adapta a tus horarios y necesidades. Si tienes alguna duda, no dudes en contactarnos. Recuerda que un viaje de mil kilómetros comienza con un paso.

Publicaciones recientes