¿Qué ciudades visitar en China?

Home / Blog / ¿Qué ciudades visitar en China?
En Blog

Todos sabemos que aprender un nuevo idioma no es una tarea nada fácil, es por eso que todo el dinero y las horas de clase que invertimos en él no se pueden quedar en el conocimiento de otra lengua y ya, sino que para que valga la pena su estudio necesitamos integrarnos a círculos sociales en los que lo podamos utilizar de manera regular.

En Mandarink estamos muy conscientes de ello, por lo que en nuestros cursos de chino buscamos crear lazos de amistad entre todos los participantes, con el fin de compartir tanto el conocimiento como nuestra pasión por la lengua y la cultura asiática, de tal manera que formemos una comunidad cada vez más numerosa en la que se domine y practique libremente el idioma oficial de la República Popular China.

cursos de chino

No obstante, queremos ir un paso más allá, mil kilómetros más allá, hasta llegar al territorio místico del país más poblado del mundo, pues no hay mejor lugar para practicar una lengua nueva que la patria en donde se originó, es por eso que te recomendamos realizar un viaje hacia China, con el fin de que experimentes por ti mismo la belleza y la riqueza de una de las culturas más antiguas del mundo.

Cuando ya tomamos la decisión para viajar a un país extranjero, el primer obstáculo con el que nos podemos encontrar es no saber a qué lugar ir exactamente o tener la duda con qué tipo de gente y sitios nos vamos a topar durante nuestro recorrido. Tomando en cuenta eso, a continuación te hablaremos de las ciudades a las que podrás ir en tu visita al país asiático y en las que lograrás poner en práctica lo aprendido en nuestros cursos de chino.

Ve preparando tu ropa, el pasaporte y tu visa china en la maleta, el viaje está por comenzar y no querrás perder tu avión, así que sal con suficiente tiempo de tu casa y prepárate para emprender una aventura a través de una cultura de amplia riqueza y tan distinta a la nuestra, en la que conocerás a todo tipo de personas que de seguro te harán atesorar esta gran experiencia.

Shanghái. Después de un vuelo de más de quince horas, llegarás a una de las ciudades que ha tenido mayor auge económico en las últimas décadas, gracias a su localización es el lugar idóneo para tener relaciones de tipo comercial, pues es un sitio al que pueden llegar las embarcaciones con productos de importación y exportación de manera más rápida y eficiente.

Su avance económico ha sido tal que ahí podrás encontrar algunos de los edificios más altos del país, además de un paisaje compuesto por una serie de rascacielos muy modernos, como la Torre Perla Oriental (la cual soporta antenas de emisión de la señal de televisión), la Torre Jin Mao (que alberga oficinas y el hotel Shanghái Grand Hyatt), el Centro Financiero Mundial de Shanghái (tiene uno de los diseños más novedosos que adornan la vista de la ciudad) y la Torre de Shanghái, el segundo edificio más alto del mundo.

Asimismo, tiene el medio de transporte público más rápido y eficiente del territorio global: el Transrapid, un tren de diseño alemán que funciona a través de la levitación magnética, es decir, que flota ligeramente sobre las vías gracias al fenómeno de la retracción de los polos, lo que genera una considerable reducción de la fricción y, por lo tanto, un aumento de la velocidad (alcanza los 431 km/h) de llegada entre una estación y otra.

Pekín. Después de recorrer la ciudad más moderna y poblada del país, es hora de conocer la capital de la República Popular China: Pekín. Después de Shanghái, Pekín alberga a la mayor población del país asiático con 20 millones de habitantes y, a diferencia de la primera, en esta urbe confluyen pacíficamente los vestigios de la época imperial china con la modernización.

Para ejemplificar el último punto, diremos que aquí se encuentra la mítica Ciudad Prohibida, un complejo de casi mil edificios desde el cual se ejerció el poder del Imperio Chino durante más de quinientos años, pero que en la actualidad alberga el Museo del Palacio; este es el prototipo perfecto de la arquitectura tradicional china; por otro lado, está el Estadio Nacional de Pekín, también conocido como “Nido de pájaro”, en el que se celebraron los Juegos Olímpicos del año 2008 y es un modelo del estilo de  arquitectura moderna que está conquistando el gigante asiático.

Si lo que quieres es pasear por un camino en el que puedas observar un bello paisaje, entonces tienes que visitar el Palacio de Verano, ubicado a las orillas del lago artificial Kunming. Ahora bien, también puedes acudir al Templo del Cielo, en el que las dinastías Ming y Qing (los últimos linajes en gobernar) solían hacer sus oraciones para pedir que las cosechas fueran exitosas.

Xi’an. Vamos de lo moderno a lo tradicional, después de pasar por un punto intermedio, te puedes adentrar en la ciudad de Xi’an, en la que podrás visitar el  Mausoleo de Qin Shi Huang, donde este emperador fue enterrado junto con los Guerreros de Terracota, una serie de más de siete mil esculturas de soldados en tamaño real, cada uno de los cuales tiene rasgos y expresiones propias, sin duda una de las creaciones más ambiciosas y laboriosas del hombre.

Evidentemente la República Popular China tiene un gran número de lugares turísticos que podrás visitar, pues se trata de un país con el tercer territorio más extenso en el mundo (tan sólo superado por Rusia y Canadá); no obstante, estos son algunos de los lugares que te recomendamos visitar cuando quieras practicar tus cursos de chino.

En Mandarink somos un grupo de profesores y apasionados de la lengua oficial del gigante asiático, por lo que te invitamos a aprender este idioma a través de nuestros cursos de chino. Para más información, sigue navegando en nuestra página, donde encontrarás las fechas de inicio y los costos. Recuerda que un viaje de mil kilómetros empieza con un primer paso.

Publicaciones recientes